LA DEMOCRACIA EN FUERA DE JUEGO EN CATALUÑA

Reina un silencio remarcable sobre la situación política en Catalunya y ello a pesar de que políticos electos se hallan encarcelados o han sido obligados a exiliarse.

Así se expresan un grupo de firmantes que quieren así abrir un debate sobre el estado de la democracia en Europa

OPINIÓN. La anterior diputada por las CUP, organización de base de izquierdas, Anna Gabriel hizo público el pasado 20 de febrero que se había visto obligada a exiliarse en Suiza para evitar la persecución y las amenazas de represalias por parte de las autoridades españolas a raíz de sus actividades parlamentarias en Catalunya.

La situación de Anna Gabriel no es un caso aislado entre los políticos catalanes electos.

En el momento de redactar estas líneas una parte del anterior Gobierno catalán se halla encarcelado desde hace meses en Madrid. Sin ningún tipo de juicio y con petición de penas que pueden ascender hasta los treinta años de reclusión. Otros se hallan en libertad provisional pendientes de juicio y el resto, con el presidente Puigdemont a la cabeza, se hallan en el exilio en Bélgica.

España retiró la orden internacional de detención y la misma no ha sido reiterada por el Tribunal Supremo de Madrid, debido a que las acusaciones contra Puigdemont y el resto de los políticos independentistas no se sostienen en un estado de derecho. Representantes de organizaciones ciudadanas como la ANC o plataformas culturales como Ómnium también se hallan privados de libertad desde hace más de cuatro meses. La persecución política se extiende tanto a funcionarios de la administración catalana como a alcaldes o simples ciudadanos.

La CE desde la celebración del Referéndum del 1 de octubre de 2017,

en la que el mundo presenció horrorizado la brutalidad de la policía española, se ha mantenido en silencio o en algunos casos refrendado abiertamente el proceder de España. Con el exilio de Anna Gabriel en un país no miembro de la CE las actuaciones de las autoridades españolas contra los independentistas catalanes van a atraer la atención de todo el mundo. Ahora no tan sólo se denunciarán estos comportamientos antidemocráticos de España, sino que también se cuestionará el silencio de la CE.

Queremos con estas líneas hacer patente ante la opinión sueca,

el Congreso y el Gobierno del país la situación insostenible en que se encuentran los políticos y la sociedad catalana. Como estado miembro, Suecia debe hacer prevalecer el respeto por los derechos humanos recogidos en los principios fundacionales de la CE. El Gobierno sueco debe actuar tanto política como diplomáticamente ante España y en el seno de la CE. Suecia debe exigir que cesen las persecuciones contra los independentistas por motivos políticos. Aquellos que están encarcelados deben ser puestos en libertad, los que han sido obligados al exilio deben tener derecho a volver a Catalunya y todos los procesos judiciales abiertos por motivos políticos deben ser anulados inmediatamente.

Anna Jörgensdotter, escritora
Marco Venegas, diputado por el Partido Verde
Ann-Margarethe Livh, concejala de vivienda y democracia del Ayuntamiento de Estocolmo
Oriol Poveda, Doctor en Sociología de la Religión por la U. De Uppsala
Jakob Svensson, Investigador sobre Democracia de la U. de Malmoe
Toni Gargallo, sueco-catalán e independentista (obs. No pertenezco a ninguna organización)
Francisco Contreras, Director de la Casa de la Solidaridad de Estocolmo

 

(Pie de foto para la web: Anna Gabriel de las CUP, organización de base de izquierdas, se ha visto obligada a exiliarse en Suiza para evitar la persecución y las amenazas de represalias por parte de las autoridades españolas a raíz de sus actividades parlamentarias en Catalunya.)

 
Descarga el pdf Noticia original

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedintumblr

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*