“QUIEN TE ACUSA DE TERROR ES QUIEN LO IMPARTE”.

Carta de la madre del joven del CDR de Esplugues en busqueda:  “Quien te acusa de terror es quien lo imparte”.

Desde el pasado 10 de Abril tiene una orden de busqueda y captura un miembro del CDR de Esplugues de Llobregat.

Se trata de Adrià, de 25 años, y está acusado de rebelión y terrorismo. Su madre, Núria, ha hablado por primera vez a través de una carta que ha sido leida en ” El matí de Catalunya Ràdio”.

Esplugues, Abril 2018

“Dicen que mi hijo es un terrorista.

Quieren detener a mi hijo por que dicen que es un terrorista. Me lo tengo que repetir infinitas veces para creerlo. Es una pesadilla de la que no despierto.
No soy experta en leyes ni en còdigos penales, pero desde un pensamiento lógico y sencillo, terrorismo está relacionado con terror.

Y os puedo decir que de terror, si que hay.
Quien te acusa es quien lo imparte.
Es terror cuando entran en casa de madrugada, advirtiendo que echaran la puerta abajo.
Es terror cuando escudriñan todos los rincones de tu casa, de tu intimidad, buscando, no sabes bien qué, diciendote “colabore señora, colabore”. 

Es terror cuando en la habitación de tu hijo encuentran unos cabos y aunque les expliques cual es su inocente uso, anotan en el acta de registro que han encontrado “mechas”. Impotencia. 
Es terror cuando tratandome de manera educada y correcta, sabes que te están arruinando la vida, en aquel mismo instante. Sabes que nunca más nada volverá a ser como antes. 

Es terror cuando en salir, te hacen un apretón de manos, pero te estan viendo como la madre de un terrorista. Esto es crueldad, esto es cinismo. 
Es terror cuando constatamos que aquellos que han de protegerse de peligros y malhechores, te acusan de aquello que no es cierto, de aquello que no has hecho, dejando impotente, expuesto, señalado y vulnerable. 
Es terror cuando sabiendote con la verdad y la razón, sientes que careces de opciones.

Es terror cuando de manera arbitraria, gratuita, insensible, agresiva e intencionada te utilizan para intimidar a la sociedad. 

Con la energia de un relámpago cuando te cae en la cabeza, no te matan, pero te pretenden destruir, al hijo, a ti y a los que más quieres. A tu gente.

Cuando las palabras injusticia, brutalidad, manipulación, violencia, desproporción, terror…quedan cortas, es que el problema es inmenso.

Nunca me hubiera podido imaginar que una cosa así nos pudiera ocurrir a nosotros, le pudiera ocurrir a mi hijo. 
Somos personas de paz, sociales, solidarios, comprometidos, con vocación de servicio a los demás. Con la mano extendida te dan el gran bofetón, pretendiendo que se tambalean aquellos valores y principios que durante generaciones familiares hemos forjado como un gran tesoro.
Y cuando veo el borde del abismo, pienso en el giro afilado del futuro y en nuestro hijo maltrecho, encuentro también manos lastimadas, incondicionales y valientes que me alzan y me hacen mirar el suelo.
Nunca les podré agradecer del todo. Gracias.

Inyectar prepotentemente el veneno del miedo y el del dolor es muy mezquino… Pero lo que ignoran es que sabemos transformar el veneno en elixir de vida, dignidad, esperanzas y sueños.”

Descarga el pdf Noticia original

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedintumblr

Compartir esta publicacion

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estos HTML tags y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*